lunes, abril 06, 2009

No sos más que un número

Otro viaje más. Otro cruce al otro lado de la orilla. Otra decepción.

Hace casi un año que vengo a Buenos Aires muy seguido para trabajar en un proyecto del laburo. Soy de una ciudad mucho más pequeña y con mucho menos historia que Buenos Aires sin embargo y sinceramente, no la cambio por nada (al menos no por Buenos Aires).

Antes de venir a trabajar venía solo de vacaciones. Todas las ciudades del mundo son lindas y pintorezcas cuando uno está de paseando. Venía 8 o 10 veces por año para asistir a recitales y en algunos casos solo para juntarme con amigos. Muchos vienen solo de "turismo", por lo que no ven otras cosas. Antes me encantaba venir siempre que pudiera. Me encantaba venir a "pasear". La cosa cambió.

Si sos Argentino y lees esto, seguramente dirás (este uruguayo hijo de puta, que mierda tiene que hablar de Buenos Aires?). Yo digo que posiblemente conozca la ciudad más que muchos que viven allí. Gente que vive en capital y no tiene ni puta idea de lo que es la provincia.

Me he tomado "colectivos" sin destino alguno, solamente para conocer un lugar nuevo. Por costumbre, me gusta mucho caminar y perderme por los barrios. Buenos Aires es una ciudad espectacular que tiene de todo y para todos los gustos. Tanto tiene que está atiborrado de cagadores. Todos intentan sacarte una ventaja y eso es lo le saca muchos puntos a la ciudad desgraciadamente. Es algo que esta inmerso en la cultura y de lo que en alguna medida los uruguayos nos hemos contagiado, así como también nos infectamos de la televisión berreta. Ojo, también de las buenas cosas como la forma en que se visten las minas. No todo es malo. Somos el país chiquito que copia buenas y malas cosas de su país vecino.

Desde que uno se baja del avión, ya el miedo de subirse a un taxi y que a uno lo quieran cagar es inevitable. Es necesario conocer un poco la ciudad para que en vez de que te cobren 30 pesos, te cobren 13. Hay que intentar no hablar con acento de afuera porque muy probablemente van a intentar sacar ventaja. Lamentablemente estos hijos de puta hacen que el resto de los laburantes honestos sean mal vistos.

Por supuesto que esto ocurre en muchas ciudades, el problema con Buenos Aires es la forma de ver el mundo. Ya el "está lleno de cagadores" nos transforma en uno más. Somos los que estamos cagando todo. Todos están en la misma "onda".

Por lejos, el peor problema que tienen y el cual es muy marcado es la discriminación. Tuve la suerte de viajar por muchas ciudades del mundo, muchas de ellas de un tamaño similar a Buenos Aires y en NINGUNA vi tanta discriminación como veo acá todos los días.

Las minas TIENEN que verse bien. 6 de 10 tienen las tetas operadas (a lo que los machos copuladores dirán "que divino"). Estoy hablando desde niñas de 15 a veteranas de 60. El tema que ya se transformó en una enfermedad. La que no tiene plata para operarse las tetas ya es un número más.

En los boliches ocurre lo mismo. Si no tenés entrada para la VIP entonces sos un NO VIP. Un número más.

En la calle es increible la cantidad de gente pidiendo y sobre todo los niños tirados en todas las avenidas. Palabras como "villero" y "bolita" se escuchan todo el tiempo.

El tráfico!. Madre! Imposible salir a la calle y no enfermarse de los nervios. El tránsito no tiene reglas. No hay criterios para nada. Solo hay que llegar antes que el otro, y los peatones que se manejen. Las calles peatonales si bien existen, los vehículos tienen preferencia siempre. Ridículo!

La policía. Dicho por los mismos habitantes, son todos coimeros. Eso se puede ver en los cambios de la calle florida. Cuando uno quiere cambiar dinero, en la puerta a pocos metros se encuentran los conocidos "arbolitos". Recitan sin parar "cambio, dolar cambio. Euro, rupias, yenes. Tengo mejor cambio, cambio, cambio...". Practicamente te toman del brazo para que les cambies a ellos y te puedan encajar algún billete falso. Por supuesto, los policias estan justo en frente a la puerta y no hacen nada para proteger al dueño del local porque, obviamente, reciben una porción de las ganancias. Lamentable!

Una vez más vengo y una vez más me convenzo de que no viviría en Buenos Aires por propia voluntad, y que haría todo lo posible por mantenerme alejado e ir únicamente un fin de semana de vacaciones.

Stumble Upon Toolbar

5 comentarios:

Sebastián dijo...

bueno, vamos a llevar la contra porque alguien tiene que hacerlo...

"Las minas TIENEN que verse bien. 6 de 10 tienen las tetas operadas (a lo que los machos copuladores dirán "que divino")" --> sí, que divino. Capaz que es excesivo, pero ojalá las minas de acá tuvieran el mismo cuidado personal y la misma actitud encaradora.

"Si no tenés entrada para la VIP entonces sos un NO VIP. Un número más" --> cierto. Pero eso pasa en cualquier lugar del mundo donde existe un sector VIP.

"Las calles peatonales si bien existen, los vehículos tienen preferencia siempre. Ridículo!" --> a mi me parece que en una ciudad de este tamaño, donde el mismo volumen de vehículos provoca embotellamientos por todos lados ya sin peatones que interfieran, no es viable que sea de otra forma. Montevideo es un caso opuesto, donde los peatones tienen preferencia casi siempre, aún en lugares ilógicos, y en parte por eso es mucho más complicado el tráfico de lo que cabe esperar en una ciudad de su tamaño.

Y ta, lo demás es verdad. Una ciudad con muchas cosas interesantes y con nichos para cualquier tipo de grupo o intereses, pero también inabarcable, violenta, corrupta, sucia (aunque ahora la veo bastante más limpia que en otras épocas). Supongo que el que tan buen lugar para vivir sea depende de a qué te dediques y qué cosas te interesen.

Rodrigo dijo...

Coincido con Seba, "el que tan buen lugar para vivir sea depende
de qué cosas te interesen".

Puntos negativos:
La ciudad esta muuuy sucia.
Hay mucha pobreza en la calle.
Hay demasiada joda, prepotencia e individualismo.

Puntos positivos:
No demoras media hora arriba del 116 para ir de pocitos al centro, te tomas el subte y demoras 10 min.
Tenes una infinidad de opciones de entretenimiento, culturales, etc
Todo es a mayor escala, lo cual a mi me atrae mucho.

Saludos!

transmutacion dijo...

Estoy en desacuerdo en algunas cosas contigo, en otras con tus comentaristas.

Pero voy a arrancar por tus comentaristas, juass:

Seba: Operarse las lolas a los 16 no es tener actitud encaradora ni cuidado personal. A los 16 años no hau nada que se te pueda caer que necesites operarlo, es algo hecho para adaptarse y yo lo encuentro horrible.

Yo no me operé de nada y sin embargo tengo cuidado personal y actitud encaradora. Así que no digas huevadas.

En cuanto al tráfico, a mí me parece bien que se le de preferencia al peatón. Uno puede esperar un embotellamiento, pero el peatón, el cual no tiene un armazón de chapa para defenderse, no tiene por qué andar esquivando autos. Buenos Aires en ese sentido es un desastre.

Sobre el resto estoy de acuerdo.

Rodrigo: La diferencia primordial está en que en Buenos Aires tenés subte (si no está de paro, porque si te comés un paro es terrible garrón) y si no el colectivo (pasan muchísimos más ómnibus, inmensamente más, pero los viajecitos "cortos" son de una hora, una hora y media). Acá tenés que esperar el bondi, y si te ponés a pensar, en viaje no es tanto.

El resto estoy muy de acuerdo.

Alex: Si bien es cierto que siempre tratan de cagarte, hay buena gente también.

Te juro que sí.

En serio.

:P

Salutes,

transmutacion dijo...

Estoy en desacuerdo en algunas cosas contigo, en otras con tus comentaristas.

Pero voy a arrancar por tus comentaristas, juass:

Seba: Operarse las lolas a los 16 no es tener actitud encaradora ni cuidado personal. A los 16 años no hau nada que se te pueda caer que necesites operarlo, es algo hecho para adaptarse y yo lo encuentro horrible.

Yo no me operé de nada y sin embargo tengo cuidado personal y actitud encaradora. Así que no digas huevadas.

En cuanto al tráfico, a mí me parece bien que se le de preferencia al peatón. Uno puede esperar un embotellamiento, pero el peatón, el cual no tiene un armazón de chapa para defenderse, no tiene por qué andar esquivando autos. Buenos Aires en ese sentido es un desastre.

Sobre el resto estoy de acuerdo.

Rodrigo: La diferencia primordial está en que en Buenos Aires tenés subte (si no está de paro, porque si te comés un paro es terrible garrón) y si no el colectivo (pasan muchísimos más ómnibus, inmensamente más, pero los viajecitos "cortos" son de una hora, una hora y media). Acá tenés que esperar el bondi, y si te ponés a pensar, en viaje no es tanto.

El resto estoy muy de acuerdo.

Alex: Si bien es cierto que siempre tratan de cagarte, hay buena gente también.

Te juro que sí.

En serio.

:P

Salutes,

Sebastián dijo...

Bueno, que lo hagan a los 16 entra en lo que definí como "excesivo", pero en general me parece bien que busquen estar siempre lo mejor posible, sin que ello implique caer en tendencias perjudiciales para la salud. Y si bien no estoy poniendo en duda que vos tengas buena presencia y actitud encaradora, mi experiencia es que la mayoría de las mujeres locales dicen lo mismo, pero jamás lo demuestran en los hechos y todo su discurso se cae a pedazos cuando se encuentran con un grupo de porteñas o brasileras equipadas para la noche.

Sobre el tráfico, tenemos conceptos diferentes. Yo creo que el peatón tiene que acostumbrarse a cruzar donde y cuando debe, y que si está esquivando autos es porque está haciendo algo mal.